6 ideas para pintar óleo y ser creativo

6 Ideas para pintar cuadros al óleo 

Desde pintaoleo.com te damos 6 ideas para pintar cuadros que te inspirarán en tus creaciones.

¿Hay algún pintor que pueda alardear de estar siempre delante de su caballete, con su lienzo en blanco y saber que pintar? La respuesta es no. Esa incómoda experiencia nos ha pasado a todos alguna vez. Ser incapaces de realizar ni un boceto o no tener ideas para pintar es algo que, en ocasiones, ocurre. Incluso después de tener todos nuestros utensilios de pintura al óleo preparados y listos para ponernos manos a la obra.

Por esto, en este artículo compartimos contigo seis consejos para mantener tu inspiración y creatividad en todo momento y sepas qué pintar en un lienzo. Son los que nosotros ponemos en práctica y nos funcionan.  !¡Vamos allá!

1. Observa el todo lo que te rodea

Después de tener todo tu material preparado, comprar un lienzo para pintar, disponer de los tubos de pintura necesarios, así como de los pinceles y el caballete, comienza a observar tu entorno:

Las obras de arte que más éxito tienen son las que consiguen transmitir mucha emoción. Son obras con las que se puede sentir al observarlas que hay una gran conexión entre el pintor y el hombre.

Para encontrar la idea, observa con tranquilidad a tu alrededor y siente lo que conecta con tu corazón y con tu alma, en definitiva. 

Busca la inspiración en tu vida presente, de esa forma puedes encontrar una conexión mágica con el espectador, si bien tienes que estar dispuesto a exponer vivencias personales para buscar esa conexión.

Si quieres pintar un cuadro abstracto enfócate en mayor medida en tu estado de ánimo y tus emociones (temor, tranquilidad, tormento, felicidad, etc.)

No olvides que hay muchas maneras de plasmar tus ideas en un cuadro. El poder de las imágenes es ilimitado.

2. Estudia a sus sujetos desde diferentes ángulos

Una vez que tengas el tema de tu obra intenta analizarlo desde diferentes perspectivas. Analiza lo que inicialmente te hizo fijarte en esa idea, ¿la luz, el reflejo, los colores, relieves? etc. 

Al responder todas esas preguntas irás tomando decisiones acerca de cómo ir haciendo el cuadro y qué técnicas ir aplicando. 

Posteriormente, analiza tu idea con más detalle, el estudio del tema es un momento decisivo en la producción artística. Observa también los espacios vacíos y los llenos. 

Puedes cerrar uno de los ojos para ver la imagen en dos dimensiones y estudiar cómo se vería en el cuadro. 

3. Utiliza una cámara o un visor

Con el visor puedes aislar el paisaje a realizar para ver cómo quedaría en el lienzo. Existen distintas clases de miras, algunas con cuadrículas para mostrar el paisaje en dos dimensiones. Aunque también puedes usar un portarretratos que tengas en casa, incluso un marco de cartón cortado en las esquinas para que puedas cambiar de visión, según el encuadre que desee. Como puedes ver la creatividad no sólo tiene que estar en el cuadro, también en los procedimientos.

4. Dale otra interpretación a las cosas que ves

Podemos afirmar que hay poesía en cada cosa que nos rodea. Desde luego, cualquier objeto puede plasmarse en un lienzo de manera original, creando arte. Los objetos que nos rodean se convierten para un artista en un mundo de posibilidades que se abre a partir de ellos, pudiendo mostrarlos grandes o pequeños, pintarlos de manera abstracta o realista…el arte supone una continua búsqueda que nos conecta con la realidad de manera diferente y  enriquecedora.

5. Practica ejercicios de pintura

Una forma de encontrar ideas nuevas es haciendo dibujos a modo de ejercicios. Es una forma de soltar ideas preconcebidas y llegar a cosas nuevas. Ejemplos de esto son: dibujar líneas, dibujar sin mirar, hacer bocetos de gestos, dibujar con la mano zurda etc. Son buenas  formas de sugerir ideas iniciales que luego irás trabajando y definiendo.

6. Disfruta pintando 

No te presiones tú mismo ni al inicio del cuadro ni durante su realización. Es algo frecuente que el pintor intente hacer lo que cree que al público le gustaría ver, en lugar de lo que sale de dentro de él mismo. De esa forma no dará rienda suelta a su creatividad realmente y se verá tan condicionado por el qué dirán de su obra que esto terminará arruinándola por no pintar sin condicionantes externos. 

Recuerda la verdadera razón por la que comenzaste a pintar al óleo, la sensación de libertad creativa que hay en cada pincelada y en cada forma que vas modificando en el cuadro, a medida que lo vas realizando. Suelta lastre y disfruta pintando.

Rosa

Autor: Rosa (pintaoleo.com)

Quizá también te interese:

Cómo preparar un lienzo para pintar óleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *